Benalmádena

Un intenso fin de semana puso el colofón a una espléndida Feria en Benalmádena Pueblo

19/08/2019
La gran cantidad y variedad de actividades, la masiva participación en todas y cada una de ellas, el buen ambiente general y la ausencia de incidentes marcaron el pasado fin de semana el definitivo cierra a la Feria en honor a la Virgen de la Cruz que, desde el pasado miércoles, inundó de alegría y fue ejemplo de convivencia en Benalmádena Pueblo. La pintura, a modo de singular concurso para impregnar también la fiesta de cultura, y la gran chocolatada lleva a cabo en la Plaza de España marcaron el inicio de esta eufórico fin de semana que es ya inolvidable.

Y el mismo sábado, también en paralelo, tampoco faltó la vertiente deportiva en la Feria, concretamente con la competición de Tiro de Carabina en los Jardines del Muro, un punto que sirvió igualmente de escenario para que los más pequeños disfrutaran de la actuación de un Grupo Infantil, primero, para seguidamente disfrutar aún mucho más compartiendo risas durante la Gran Fiesta de la Espuma y los Juegos de Agua y Taller de Pompas que vinieron al pelo para, además de servir de instrumento de alegría, contribuir a combatir las altas temperaturas propias del calendario.

Fueron, en todo caso, algunas de las actividades programadas para este intenso fin de semana de colofón de la Feria, en cuya avenida Juan Luis Peralta brilló el tipismo del Paseo de Caballos, tantas veces admirado especialmente por los foráneos de países ajenos al nuestro, para que también en la misma zona empezase a dispararse aún más la lógica alegría, merced a las actuaciones de "Los papitos", que obligaban a los presentes a dejarse llevar hacia el baile más desenfadado.

Por otro lado, en horas de sobremesa, y quizás como ocasión de oro para un pequeño descanso, se procedió a la entrega de los trofeos del concurso de Pintura Rápida, Romería, Fotografía, Rincones y Actividades Deportivas.

En síntesis, justos reconocimientos a quienes, como quedó demostrado, quisieron sumarse a la fiesta incorporándose también a la participación directa en alguna de estas atractivas ofertas.

Y, por cierto, en relación a lo atractivo, nada mejor que reponer fuerzas con degustaciones gratuitas, que merecen sin duda capítulo aparte, y todo ello para, después de disfrutar especialmente durante la simpática y tradicional Carrera de Cintas en moto y, desde luego, durante la obligada visita a las atracciones mecánicas distribuidas por el Recinto Ferial, dejándose llevar hasta bien entrada la madrugada, y alternando la inevitable tensión y vértigo en algunas de esas atracciones con el magnífico ambiente musical reinante en la Caseta Musical de la Juventud, donde tuvo especial relevancia la intervención de los Dj’s, con una Master Class de Salsa y Bachata para que cada cual demostrase lo que pudiera en cuanto a sus dotes interpretativas, o en el Auditorio Virgen de la Cruz, ejerciente de Caseta Municipal, con los sones de la orquesta "Nuevo Día" y la actuación estelar de "Efecto Pasillo", seguida de baile hasta la extenuación de los más "feriantes".

Y por fin, el adiós. La jornada del domingo que arrancó con la tradicional Diana Floreada a primera hora, para continuar con la siempre valorada reposición de fuerzas en la Chocolatada de la Plaza de España, en esta ocasión a cargo de la Panificadora San Antonio, con la colaboración de la Peña Nuestra Señora de la Cruz. Y vuelta a la "batalla", en forma de control a los peques durante la refrescante experiencia del tobogán acuático, también ofertada en su versión "maxi" para los adultos, y en todo momento con el denominador común de la alegría y las risas a raudales.

Y sin solución de continuidad, acumulo de fuerzas para la recta final de una Feria ejemplar en cuanto a convivencia y organización, tranquila merced a la extraordinaria tarea de todas las áreas municipales implicadas, y al esfuerzo de tantos y tantos funcionarios, entregados al trabajo bien hecho para que, mientras, los demás, vecinos y turistas, puedan despreocuparse absolutamente y entregarse exclusivamente al disfrute total. Fue, además, el "Día del Niño" en las atracciones infantiles y juveniles, que redujeron su precio habitual, propiciando con ello una masiva asistencia a las mismas al precio de 1,50 euros y, por fin, además de mantenerse la ambientación de los grupos e intérpretes ya citados, el broche de oro que fue la actuación en la Caseta Municipal de "Rocío Ojuelos".

Y más baile y alegría, hasta bien entrada la madrugada para despedir como ha merecido este derroche de disfrute general que, cada vez mejor, se llama Feria de la Virgen de la Cruz de Benalmádena Pueblo. Eso sí, desde ayer mismo, se impone un mínimo y obligado descanso...
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory