Andalucía

Junta de Andalucía aprueba proyecto de Ley del Flamenco, que será Bien de Interés Cultural e incorporará a la enseñanz

14/09/2022
El Consejo de Gobierno ha aprobado este martes el anteproyecto de Ley del Flamenco, que remite seguidamente al Parlamento de Andalucía para su debate y aprobación.

La futura norma prevé la inscripción del flamenco como Bien de Interés Cultural dentro del Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, con la tipología de Actividad de Interés Etnológico, así como su incorporación a la enseñanza en sus diferentes niveles: Primaria, Secundaria y educación universitaria.

El consejero de Turismo, Cultura y Deporte, Arturo Bernal, ha explicado este martes en la rueda de prensa del Consejo de Gobierno los pormenores de una norma para la que espera "unanimidad" una vez que inicie su debate parlamentario ante el argumento de que "la ley da cumplimiento al Estatuto de Autonomía de Andalucía" y, por tanto, "no puede tener rechazo de ningún grupo", aun cuando ha prometido que "a partir del momento que la presentemos este consejero buscará la unanimidad de los grupos en defensa de un elemento que es patrimonio identitario de Andalucía".

La futura norma traerá consigo la ampliación de competencias de órganos como el Consejo Asesor del Flamenco, que pasará de tener cuatro miembros a 12, y al que Bernal le ha asignado el cometido de "trabajar en el desarrollo de la ley".

El proyecto de Ley ha recibido más de 200 alegaciones de las 24 entidades y personas físicas que han presentado sus sugerencias o propuestas de modificación de la norma.

Bernal ha situado la elaboración de una Ley del Flamenco como "un compromiso derivado" de la declaración en 2010 como patrimonio inmaterial de la Humanidad por la Unesco, pero ha blandido que el objetivo del Gobierno andaluz, aun cuando "no es materia reservada a ley", pero que sí "se recoge en el Estatuto de Autonomía de Andalucía", en su artículo 68.1, el uso de la norma de máximo rango legal para impulsar y proteger el flamenco ya que "se podría haber cumplido el trámite con la declaración de patrimonio de la humanidad inmaterial".

"El flamenco es Andalucía", ha proclamado Bernal durante la rueda de prensa del Consejo de Gobierno. La futura norma traerá consigo la aprobación del Plan General Estratégico del Flamenco, en el plazo de 18 meses desde la aprobación de la ley, cuya vigencia será de seis años y supondrá establecer un plan esencial de ordenación de los recursos.

Otro instrumento que aportará la ley para la regulación del flamenco como una profesión será el Registro Andaluz del Flamenco, que, en palabras del consejero de Turismo, Cultura y Deporte, "servirá para la ordenación de los profesionales y de las entidades que desarrollen actividades".

El Plan de Formación Anual del Profesorado será otra de las contribuciones de la futura Ley del Flamenco, que se destinará a ámbitos como la Educación Primaria y Secundaria, mientras que en una etapa como la educación universitaria la aspiración del Gobierno andaluz es el fomento de más cátedras de Flamencología entre las universidades andaluzas.

Bernal ha sostenido que la obligación de la Administración autonómica sobre el flamenco es la de "ser custodios, tutores del patrimonio que es el flamenco para dejarlo intacto para las nuevas generaciones".

El consejero ha señalado la puerta que abre la futura ley para la inscricpión de bienes inmuebles y muebles y de creaciones individuales y colectivas en el Catalógo General del Patrimonio Histórico Andaluz, para acogerse a la figura de protección que mejor corresponda a sus características y específicas necesidades, mientras que el 16 de noviembre queda recogido como el Día del Flamenco.

A preguntas de los periodistas sobre cómo se llevará a la enseñanza el estudio del flamenco, el consejero de Turismo ha precisado que "entra en Primaria a través del Plan Anual del Profesorado", tras matizar que parte del currículum educativo "viene determinado por el Estado", mientras que ha señalado que "el conjunto de profesionales y artistas va a tener capacidad de contribuir a la formación" del profesorado, aun cuando no tenga legalmente la atribución de dar una clase.

El objetivo es "la capilaridad máxima" del flamenco sobre la enseñanza, ha trasladado Bernal.

"La cultura es educación", ha afirmado el consejero, quien ha considerado que "si somos una región fuerte en turismo es gracias a un elemento como el flamenco, que nos diferencia de cualquier otro destino".

El proyecto, que cuenta con 36 artículos y cinco disposiciones adicionales, sitúa en manos del Consejo de Gobierno la competencia para aprobar los planes estratégicos del flamenco, al que suma la competencia de la Consejería de Turismo, Cultura y Deporte, el Instituto Andaluz del Flamenco, el Centro de Documentación del Flamenco y el Consejo Asesor del Flamenco.

En el proyecto han participado asociaciones, federaciones de peñas, cátedras de flamencología, fundaciones, sindicatos y empresarios, además de otras administraciones.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory