Andalucía

El Gobierno de PP-A y Cs está "unido y cohesionado, con vocación de continuar en próximos años y legislaturas"

15/10/2020
El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, ha querido dejar claro este jueves en el Parlamento que el Gobierno andaluz de PP-A y Ciudadanos (Cs) está "unido y cohesionado" y tiene vocación de continuidad en "próximos años y legislaturas".

Durante su comparecencia en comisión parlamentaria para explicar la reestructuración de competencias acometida en la Junta el pasado mes de septiembre, Bendodo ha querido dejar claro que el Gobierno andaluz tiene "todo el derecho a hacer ajustes y remodelaciones" durante la legislatura y los partidos de la oposición tienen el derecho a criticarlas, alabarlas y a comprenderlas o no.

Asimismo, Bendodo ha recalcado que tras esa reestructuración de competencias, que ha calificado de "pequeños ajustes", el Gobierno andaluz de PP-A y Cs sigue estando "unido y cohesionado" y es un ejemplo en otras comunidades de colaboración entre dos partidos, que están coaligados, y un tercero, en referencia a Vox, que apoya parlamentariamente al Ejecutivo. Ha querido dejar claro que este modelo de gobierno tiene "vocación de continuidad en los próximos años y legislaturas" y ha expresado que el PSOE-A no puede entender que funcione "tan bien".

Respecto a las críticas de PSOE-A y Adelante Andalucía a la remodelación en la Junta, el consejero de la Presidencia ha considerado que no se puede criticar la estructura del Gobierno andaluz cuando el Ejecutivo de la nación tiene dos equipos de futbol de ministros, con un total de 23, y algunos están tan "ociosos" porque tienen "poco trabajo o nada", como el ministro de Consumo, Alberto Garzón, que se dedica a "menosprecisar y a insultar a unos de los motores de la economía andaluza, como el sector turístico".

En el turno de intervenciones de los grupos, el diputado del PSOE-A Carmelo Gómez ha indicado que el Gobierno andaluz tiene toda la legitimidad para hacer los cambios que considere oportunos, pero lo que llama la atención en este caso es que ha sido una remodelación anunciada con mucho tiempo de antelación y que parece que responde más a los "intereses partidistas" del vicepresidente de la Junta y líder de Cs, Juan Marín, que a ajustes concretos, específicos o técnicos dentro del Gobierno o al interés general de los andaluces.

Ha señalado que Bendodo asume más competencias de las que tenía, "creando un batiburrillo importante en su consejería al aunar temas que nada tienen que ver el uno con el otro". Ha considerado que ha conseguido su objetivo de extender "sus tentáculos para el control de toda la política comunicativa de la Junta".

Por su parte, el parlamentario del PP-A Toni Martín ha señalado que no hay nada más normal que hacer ajustes en un Gobierno para que funcione mejor. Ha apuntado que se han llevado a cabo ajustes técnicos a un "coste cero".

La parlamentaria de Ciudadanos Mar Hormigo ha valorado la reestructuración de la Junta, "a coste cero", y ha indicado que es lógico que las políticas migratorias pasen a estar gestionadas desde la Consejería de la Presidencia.

El parlamentario de Adelante Andalucía Ismael Sánchez ha indicado que esta reestructuración la Junta se podría resumir en que "Cs pierde y Bendodo gana" y ha pregutado si desde la "ultraderecha" de Vox se ha impuesto algún criterio. "No sé a qué responde esta acumulación de poder en sus manos", según ha dicho a Bendodo y ha considerado que la reestructuración llevada a cabo "no sirve para solucionar los problemas de la ciudadanía".

El diputado de Vox Eugenio Moltó ha considerado que hubiera pegado más que el Comisionado para el Cambio Climático y Modelo Energético estuviera adscrito a la Consejería de Agricultura y ha confiado en que no se produzcan "trabas" en la coordinación en esta materia entre ambas consejerías. Ha expuesto su duda sobre si esta reestructuración de la Junta supone "agrandar la estructura de la administración", cuando lo que se requiere es su reducción.

PLAN DE PLAYAS SEGURAS
De otro lado, el consejero de la Presidencia ha comparecido para hacer un balance del Plan de Playas Seguras de Andalucía puesto en marcha el pasado verano y que ha permitido la contratación de 3.004 personas.

Ha dicho que se ha confirmado que ese plan ha sido una "buena idea" y nunca antes se había apostando tanto "por la seguridad" de las playas. Ha defendido los procedimientos para contratar a esas personas, todo conforme a ley, como ha "ratificado" la propia Fiscalía Superior de Andalucía. El consejero ha expuesto que cada trabajador ha cobrado lo que le corresponde según el convenio.

Bendodo ha felicitado a los vigilantes de playas por su labor, lo que ha posibilitado abrir más de 1,1 millones de incidencias por incumplimientos de normas de seguridad en las playas, y a los ayuntamientos costeros por su colaboración.

VALORACIONES DE LOS GRUPOS
La diputada del PSOE-A Araceli Maese ha señalado que aunque el plan de playas seguras fue una "buena idea", ha resultado un auténtico fiasco, no por los vigilantes, que han hecho su trabajo, sino por la "falta de planificación", ya que los trabajadores llegaban a los municipios y no sabían qué tenían que hacer, de manera que ha habido una percepción "de poca utilidad". Ha criticado el proceso de contratación, que sigue en los tribunales, ya que no se han tenido en cuenta requisitos como el "mérito y la capacidad" ya ha existido una "falta de transparencia absoluta".

El parlamentario del PP-A Toni Martín ha indicado que el plan de playas seguras ha funciona "muy bien y ha superado con nota su balance" y ha señalado que a la oposición lo que le pasa es que hubiera querido tener esta idea. Ha destacado la apuesta económica, de más de 30 millones, de la Junta para adecuar nuestro litoral a la situación creada por la pandemia, generando un espacio de seguridad. Ha defendido el proceso público, abierto y transparente para la contratación de los auxiliares de playa.

La diputada de Ciudadanos Teresa Pardo ha señalado que se ha constatado que el plan era una necesidad y que Andalucía haya sido el primer destino turístico en España el pasado verano "no ha sido casualidad".

El diputado Adelante Andalucía Ismael Sánchez ha valorado el trabajo de los auxiliares de playa y ha indicado que aunque ese plan de playas seguras puesto en marcha por la Junta el pasado verano fue una "buena idea", ha estado cargado de "irregularidades y de engaños" por parte del consejero y quiere pensar que han sido fruto de la "improvisación y falta de planificación". Se ha referido a las "irregularidades" en los procesos de contratación de los auxiliares.

El diputado de Vox Eugenio Moltó ha considerado que aunque haya sido legal el proceso de contratación de los vigilantes de playa, ha sido un poco "raro" y ha indicado que la utilidad de estos trabajadores "no sabemos si ha sido mucha o poca porque mucha gente ha percibido que se trataba de gente que paseaba por la playa".
www.elnoticierodigital.com
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory