Andalucía

La Junta reserva un 20% de labor presencial a la semana para funcionarios que teletrabajen

24/06/2020
Trabajadores del sector público andaluz que, en la fase de la 'nueva normalidad' de la crisis sanitaria del coronavirus, opten por prestar sus servicios "sin presencia física en los respectos centros y lugares de trabajo" deberán compaginar esa actuación "con una modalidad presencial del 20 por ciento de su jornada semanal".

Así se recoge en el pacto de la Mesa General de Negociación Común del Personal Funcionario, Estatutario y Laboral de la Administración de la Junta de Andalucía, de 19 de junio de 2020, que desarrolla el apartado IV, punto 5, del Plan de Incorporación Progresiva de la Actividad Presencial de la Administración de la Junta de Andalucía, aprobado por acuerdo de la citada Mesa General de 8 de mayo de 2020 y ratificado por acuerdo del Consejo de Gobierno el día 18 de mayo.

El pacto alcanzado entre la Junta y los sindicatos CSIF y UGT quedó publicado este martes, 22 de junio, en una edición extraordinaria del Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) consultada por Europa Press, en el marco de una resolución de la Secretaría General para la Administración Pública que difunde dicho acuerdo.

En el plan de incorporación progresiva de la actividad presencial de la Administración de la Junta se preveían cinco fases para la incorporación a la actividad presencial de los trabajadores del sector público andaluz, estableciendo que, cuando se alcanzase la 'nueva normalidad', se determinaría el porcentaje de personal que deba incorporarse presencialmente.

De esta manera, la entrada de Andalucía en la denominada "nueva normalidad" desde el pasado 21 de junio conlleva la aplicación de la quinta y última fase del plan de incorporación progresiva de la actividad presencial en el conjunto del sector público andaluz, que supondrá "un máximo de presencialidad de hasta el cien por cien" de dicho personal.

Así, "la forma ordinaria de prestación del trabajo será en la modalidad presencial", según recoge la resolución publicada en el BOJA, que precisa que "los colectivos que soliciten acogerse a las medidas contempladas en la base cuarta del Acuerdo de 8 de mayo de 2020 deberán compaginar la prestación de servicios sin presencia física en los respectivos centros y lugares de trabajo con una modalidad presencial del 20 por ciento de su jornada semanal".

Según lo acordado por parte de la Junta con UGT y CSIF, "a propuesta de la persona titular de la Jefatura de Servicio o de la unidad administrativa, la dirección del centro u órgano responsable en materia de personal deberá hacer una planificación de los puestos de trabajo dependientes de la misma, con la finalidad de identificar las personas que van a compatibilizar el trabajo presencial y no presencial, los porcentajes de presencialidad y, en su caso, los turnos y medidas de flexibilización horaria".

Este pacto tiene efectos desde el mismo día de su firma hasta el 15 de septiembre de 2020, y la incorporación al trabajo presencial se producirá "a partir del próximo día 1 de julio".

No obstante, "las personas que hayan alegado estar incluidas en alguno de los grupos vulnerables no se incorporarán al trabajo presencial hasta tanto no se valore su situación personal y laboral, y continuarán desarrollando su trabajo en la modalidad no presencial", según recoge también el acuerdo entre Junta y sindicatos.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory