Andalucía

Policías de Navarra declaran en el juicio que tenían autorización para investigar teléfonos de 'La Manada'

20/11/2019
Agentes de la Policía Foral de Navarra han manifestado este miércoles ante el titular del Juzgado de lo Penal número 1, Luis Javier Santos, que tenían autorización judicial, con tres autos, para investigar teléfonos de los cuatro miembros del grupo de WhatsApp de 'La Manada' acusados de supuestos abusos sexuales a un joven en la localidad cordobesa de Pozoblanco tras conocerse en la feria de Torrecampo, en unos hechos anteriores a los del caso de los Sanfermines de 2016, por los que se encuentran en prisión por una violación grupal a otra joven junto a un quinto condenado más.

Según ha explicado el agente de la Policía Foral de Navarra, instructor del atestado inicial del caso y propuesto para declarar por parte de la acusación particular, con el abogado Blas Arévalo, que representa a la joven que denuncia los hechos, el juez de Instrucción de Pamplona, vía autos, pidió a los agentes que realizaran un estudio pericial de unos vídeos sobre los hechos de Pamplona y cotejarlos con "los elementos gráficos" que encontraran en los móviles.

De este modo, ha dicho que "se recopiló toda la información posible" para luego "cotejar" de cara al estudio pericial. Así, en septiembre de 2016 se realizó la revisión de los teléfonos, "tal y como dispone el auto", para "encontrar elementos que sirvan para comparar con los vídeos".

Ante ello, ha señalado que encontraron "una serie de vídeos con unos posibles abusos", algo que "se comunicó de forma inmediata al juez", quien le pidió que "hiciera gestiones para intentar de alguna forma identificar a la víctima y la ubicación", porque "no sabemos dónde ha ocurrido y quién es la víctima", según ha declarado, para agregar que otro agente "fija bien la fecha" de los hechos y localiza la palabra Pozoblanco dos veces en los chat.

En este sentido, ha relatado que el día 16 de septiembre de ese año un agente de Navarra confirma que "hay identificada una posible víctima", de modo que "el juez pide contactar con ella para ver si realmente ha tenido algún incidente", algo en lo que "la víctima dice que sí, que tiene un lapsus de tiempo y no sabe qué ocurrido, pero que ha aparecido desnuda en el coche", y uno de los acusados le dijo que "le hiciera una felación y ella dijo que no", por lo que la echó con golpes, según su testimonio, en el que ha agregado que a los cuatro encausados "se les identifica perfectamente" y los tocamientos que realizan, entre "risas".

Al respecto, ha destacado que la actitud de la denunciante en los dos vídeos es "como inherte, no tiene ningún tipo de reacción, no se sabe si está domtnida o inconsciente, no hay movimiento corporal de la víctima", ha agregado, para precisar que entre los dos vídeos grabados hay seis segundos de diferencia. En uno de los momentos, el juez ha llamado la atención a los acusados, pidiendo que no gesticularan.

Mientras, el abogado de la defensa, Agustín Martínez, ha preguntado si no estaban cotejados suficientemente los hechos del día 6 y 7 de julio en Pamplona con los archivos que había, algo en lo que el agente ha mantenido que no se puede identificar a los acusados "en algunos planos", de manera que "el estudio pericial tiene que ser exhaustivo y hay que analizar todas las imágenes planos por planos".

Por otra parte, el instructor ha defendido que "no es cierto" que el juez les dijera que miraran en los teléfonos para ver si había algún delito más, a lo que ha agregado que por los comentarios en los hechos de Pamplona se apuntaba a la posible comisión de otros delitos. "Queríamos encontrar material para cotejar", ha subrayado.

En relación a instrucciones que les da el juez de Pamplona sobre la actuación de un agente en su traslado a Pozoblanco, como la extracción de pelos de la joven por si ha quedado algún resto de algún tipo de sustancia, el instructor ha dicho que el juez se las "transmite de forma verbal", además de "ofrecer la posibilidad de poner denuncia y la denunciante dice que no quiere acudir a ningún centro policial".

DUDAS AL IDENTIFICAR
Otro agente ha señalado que al analizar los vídeos de los hechos de Pamplona ha comentado que "en ciertas acciones" hubo dudas de quiénes eran los implicados, al tiempo que ha remarcado que "en el auto viene bien claro que se analizara todo y no se dice que limitemos a los hechos de Pamplona". También, ha dicho que "no es cierto" que el juez dijera que investigaran más en el télefono por si habían cometido más delitos.

Cabe señalar que el juicio continúa este miércoles con declaraciones de agentes de la Policía Foral de Navarra, entre otras. Los cuatro procesados se han acogido este lunes a su derecho a no declarar ante el juez del Juzgado de lo Penal número 1, Luis Javier Santos, tras mantener que son "inocentes".

Por su parte, la joven que denunció los supuestos abusos sexuales se ha mostrado "clara, concisa y coherente" en su declaración de este martes, en la que ha ratificado "lo fundamental" de la denuncia interpuesta tras conocer el vídeo por la Policía Foral de Navarra.

Así lo han confirmado desde la acusación particular, al tiempo que han señalado que la joven ha sido "contundente", aunque ha admitido que en un primer momento no recordó lo ocurrido en el coche, pero posteriormente fue consciente de los hechos, respaldados por la grabación de vídeo.

Según ha expresado su abogado, Blas Arévalo, la joven ha coincidido en la declaración que ha ofrecido desde la Instrucción y "en ciertas preguntas ha dado muestras y síntomas que pueden ser de una persona que ha sufrido este tipo de violencia".

Mientras tanto, el togado ha acordado demorar hasta la sentencia su decisión sobre la nulidad o no del vídeo que grabaron los cuatro acusados sobre los hechos, ocurridos en la noche del 1 de mayo de 2016 y se hicieron públicos en septiembre de 2016 en la investigación de la causa que se desarrollaba en Pamplona.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory