Andalucía

Hallan muerto en la orilla de un arroyo al anciano desaparecido en Villanueva del Arzobispo

06/11/2019
El cuerpo sin vida de Antonio Martínez Rodríguez, el vecino de Villanueva del Arzobispo (Jaén), de 83 años, que se encontraba desaparecido desde este lunes ha sido localizado en el arroyo de Gútar, según han informado a Europa Press desde la Subdelegación del Gobierno en Jaén.

Ha sido un trabajador de una finca que estaba realizando tareas agrícolas el que sobre las 10,30 horas ha dado el aviso a la Guardia Civil tras localizar el cuerpo a la orilla de este arroyo situado a unos tres kilómetros de la N-322 y dentro del término municipal de Villanueva del Arzobispo.

El cuerpo no se encontraba sumergido sino que ha sido localizado en la orilla del arroyo por lo que en principio se descarta el ahogamiento. Hasta el lugar se han desplazado agentes de la Guardia Civil y se está a la espera de que la autoridad judicial autorice el levantamiento del cadáver para su trasladado al Instituto de Medicina Legal para la práctica de la autopsia.

Fue sobre las 15,15 horas de este lunes cuando fue visto por última vez por las inmediaciones de la N-322, dirección Beas de Segura y muy próximo a la pedanía de Gútar.

Agentes de la Guardia Civil así como de la Policía Local, miembros de Protección Civil, familiares y voluntarios a título personal han participado en la búsqueda del hombre, que tenía diagnosticada la enfermedad de Alzheimer.

Una vez que se percató de su ausencia, la familia avisó a las fuerzas y cuerpos de seguridad y, después de intentar localizarlo sin éxito durante toda la jornada, formuló por la noche la denuncia en las dependencias del Instituto Armado.

También el Ayuntamiento villanovense, a través de sus redes sociales, había difundido la imagen de Antonio Martínez y ha pedido la colaboración ciudadana para una "máxima difusión" del caso y avisar a Guardia Civil o la Policía si alguien cree que ha podido verlo.

Cabe recordar, por otro lado, que no es la única persona a la que se buscaba en la provincia, ya que se acaban de cumplir dos meses de la desaparición de María Josefa Padilla, una vecina de 76 años de la pedanía de El Cortijuelo, en el municipio de Quesada.

Desde el 3 de septiembre se ha tratado de dar sin éxito con la mujer, que sufre alzheimer avanzado. Su familia la echó en falta alrededor de las seis y media de la mañana de ese día, cuando salió de su domicilio vestida únicamente con un camisón y con zapatillas de andar por casa.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory