Andalucía

El SAS deberá indemnizar con más de 33.000 euros por un diagnóstico tardío de cáncer de mama

05/04/2019
El Consejo Consultivo de Andalucía (CCA) ha instado al Servicio Andaluz de Salud (SAS) a indemnizar con 33.143,8 euros a una mujer de 45 años de Almería después de que reclamara por un diagnóstico tardío de cáncer de mama, de manera que estima parcialmente su reclamación por la que inicialmente solicitaba inicialmente 200.000 euros frente a los 47.995 euros observados por la Administración sanitaria.

En concreto, el Consultivo reduce las indemnizaciones a 3.799,93 euros por lesiones temporales y 29.343,87 euros por secuelas sufridas tras evaluar el expediente de reclamación patrimonial derivado de la reclamación, al considerar que existe una relación entre el funcionamiento del servicio recibido en el Hospital de Poniente, en El Ejido (Almería) y el daño que sufrió la reclamante, a quien se agravó su patología debido a la espera en el diagnóstico.

Según el dictamen, consultado por Europa Press, la paciente fue diagnosticada de un cáncer de mama derecha casi un año después de que producirse la enfermedad a pesar de que se encontraba bajo supervisión médica desde 2010, de modo que entre octubre de ese año y noviembre de 2017 se le realizaron diez controles protocolizados con intervalos de entre seis meses y un año.

A partir del informe sobre el historial clínico de la paciente se ha determinado que el tumor podría haberse diagnosticado "a partir de la revisión de 11 de julio de 2016" cuando se le supone un tamaño entre dos y cinco centímetros, lo que equivaldría a un estadio II.

No obstante, no fue hasta la revisión del 26 de junio de 2017 cuando "a pesar del informe de ecografía realizada 12 días antes confirmando la estabilización" de cuatro lesiones en la mama derecha, la ginecóloga solicitó una nueva mamografía al apreciar "mamas asimétricas por deformidad y retracción".

Las nuevas pruebas permitieron diagnosticar el 13 de julio de 2017 el cáncer, con lo que comité de tumores del Hospital de Poniente derivó 14 días después a la paciente al Hospital Torrecárdenas para someterse a quimioterapia, aunque la mujer ya había optado por acudir a la sanidad privada en la Clínica de Navarra, donde siguió tratamiento con quimioterapia, cirugía y radioterapia hasta el 27 de marzo de 2018.

El órgano apunta así que en el dictamen médico emitido por la inspectora adscrita a la Subdirección de Inspección de Servicios Sanitarios de la Consejería de Salud se refrenda el argumento sostenido por la reclamante al determinar que "sí hubo un retraso diagnóstico del proceso tumoral" y "se aprecia responsabilidad patrimonial" por los "fallos asistenciales".

Con esto, apunta el Consultivo que la causa del daño padecido ha sido el retraso de diagnóstico, el cual se presenta como causa adecuada e idónea para determinar las lesiones temporales y secuelas que sufrió la mujer. "Existe una relación causal entre la mala praxis y el resultado final", determina en su resolución la entidad, para la que se dio una "demora excesiva y relevante" en la puesta a disposición de los medios necesarios para la atención de la paciente.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory