Andalucía

Junta acusa al anterior Gobierno de no ejecutar 2.100 millones de gasto no financiero de media entre 2015 y 2018

13/03/2019
El consejero de Hacienda, Industria y Energía, Juan Bravo (PP-A), ha acusado este miércoles al anterior Gobierno socialista presidido por Susana Díaz de dejar sin ejecutar unos 2.100 millones de euros de media al año entre 2015 y 2018 de gasto no financiero, es decir, un total de 8.434 millones en la pasada legislatura.

Así lo ha detallado en una comparecencia en la comisión parlamentaria del ramo para informar acerca de la ejecución del presupuesto de la comunidad autónoma andaluza del pasado año 2018, que fue "similar a la de años anteriores", según ha comentado.

En concreto, ha detallado que el presupuesto inicial se publicitó por un montante total de 34.759,5 millones de euros, pero para realizar "un análisis serio de ejecución" hay que evaluar el gasto no financiero del presupuesto excluyendo la intermediación financiera, sin la Participación en los Ingresos del Estado (PIE) y FAGA.

De esa manera, según ha continuado, el crédito inicial de 26.574,4 millones se modificó al alza hasta los 27.147,5 millones, de los que finalmente se acabaron ejecutando 24.903,4 millones, el 91,8%, dejando sin ejecutar 2.244 millones de euros.

Bravo ha advertido de que "una inejecución de algo más del 8% del gasto no financiero puede parecer poco, pero recae de forma sistemática y masiva sobre las operaciones de capital y afecta especialmente a los programas de fomento empresarial y el apoyo a sectores productivos, las políticas de empleo, las infraestructuras educativas y sanitarias y algunos importantes programas de la política social".

El consejero ha apuntado que, al cierre del ejercicio 2018, el gasto no financiero ejecutado alcanza un importe de 29.619,6 millones, un 2,9% más que el año anterior, que supone 839,1 millones de euros más que en 2017, a pesar que el nivel de ejecución sobre créditos iniciales es 0,9 puntos porcentuales más bajo; en concreto, ha sido del 96,7% en 2018 frente al 97,6% en 2017.

Sin considerar la intermediación financiera y los ajustes por operaciones pendientes de aplicar al presupuesto, el incremento del total de gastos no financieros es del +3,5%, es decir, 991 millones más que en el ejercicio anterior, según ha abundado el consejero.

Ha precisado que las operaciones corrientes alcanzan los 27.619,8 millones, con un aumento del +3%, lo que supone 793,9 millones más que el año pasado, con un nivel de ejecución del 102,6% sobre crédito inicial. Con datos depurados de la cuenta 413 y sin la intermediación financiera, los gastos corrientes experimentan un incremento mayor, del 4,6%.

Según ha criticado Bravo, "aproximadamente un 30% de este incremento se debe al crecimiento del gasto corriente de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio en un 74,2% --239,9 millones de euros más-- debido a la incorporación de varias sentencias judiciales".

Ha subrayado que "las dimensiones y el impacto concreto de estas sentencias es similar al aumento del 3% en el SAS --268,9 millones de euros más que en 2017--, y más del doble del aumento de la Consejería de Educación con un +1,7% (106,9 millones de euros).

El consejero también ha explicado que el gasto de personal aumenta en 2018 un +4,9% --498,5 millones de euros más--, alcanzado los 10.755 millones con una ejecución sobre el crédito inicial del 100,8%.

Por secciones, ha destacado el aumento del SAS --de un 5,7%, esto es, 245,1 millones más que en 2017--, y de la Consejería de Educación en un +5,1%, de 220,8 millones más que en 2017.

Por su parte, el gasto corriente en bienes y servicios alcanza los 3.607,4 millones con una ejecución del 109,9%, y experimenta en 2018 un aumento interanual de un 5,7%, por la incorporación de dos sentencias en la Consejería de Medio Ambiente, que registra en total 225 millones más que en el ejercicio anterior.

Los gastos financieros alcanzan los 436,5 millones y disminuyen interanualmente en -5,7%, con un 78,6% de ejecución sobre crédito inicial, mientras que las transferencias corrientes aumentan en el periodo considerado en 117,4 millones (+0,9%) y presentan un nivel de ejecución del 103,3% frente a crédito inicial. Sin PIE ni FAGA, y depurado de la cuenta 413, el aumento es del 0,6% --49,8 millones de euros-- y la ejecución es del 96,8%.

Bravo ha llamado la atención acerca de que las obligaciones reconocidas de la Consejería de Educación decrecen en un 6,5%, --99 millones menos que en 2017--, debido a la caída en la ejecución que refleja la transferencia destinada a la Agencia Andaluza de Educación en -119,9 millones de euros (-26,1%).

Las obligaciones reconocidas por transferencias corrientes del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) caen en un 18,6% (-41,7 millones de euros), con un nivel de ejecución respecto a créditos iniciales del 60,4%, frente al 91,5% ejecutado en el año anterior.

De igual modo, en cuanto a las operaciones de capital, se han ejecutado un total de 1.999,7 millones, por lo que experimentan un aumento interanual del +2,3%, si bien se prometió un crédito inicial de 3.700 millones, de los que 1.700 no se han ejecutado.

INVERSIONES
Bravo ha detallado también que en inversiones reales (capítulo 6) se presupuestaron 1.298,6 millones, si bien se ejecutaron al final del ejercicio "sólo 601,2 millones", mientras que en transferencias de capital (capítulo 7) se presupuestaron 2.401 millones de los que "sólo se han ejecutado 1.398,5".

Finalmente, respecto al gasto financiero (capítulos 8 y 9 del Presupuesto, activos financieros y pasivos financieros) se presupuestaron 4.130,6 millones, de los que se acabaron ejecutando 4.098,8, un 2,7% más que en 2017.

PSOE-A CRITICA QUE EL CONSEJERO NO HABLE DE INGRESOS
En el turno de los grupos, el diputado del PSOE-A y exconsejero de Economía y Hacienda, Antonio Ramírez de Arellano, ha criticado que Bravo "no haya hablado para nada de los ingresos", así como la "disminución" de fondos procedentes del Estado que se produjo en Andalucía en 2018.

Por su parte, el parlamentario del PP-A Pablo Venzal ha subrayado que "las inversiones ejecutadas por el PSOE en el presupuesto de 2018 no sirven para crear empleo", porque corresponden a "obligaciones contraídas permanentes, como el pago del personal o corriente". "Han ejecutado poco y mal", ha sentenciado en referencia a los socialistas antes de anunciar que el Grupo Popular pedirá una comparecencia "para ver el desglose de las inversiones reales" para "saber dónde va el dinero de todos los andaluces".

El diputado de Ciudadanos (Cs) Carlos Hernández White ha expresado la "decepción" de su grupo porque "otro año más estamos lejos de un presupuesto ejecutado en su totalidad", y ha lamentado que se ha dado una "baja ejecución en programas clave". También ha defendido que "no hay retraso" en la elaboración del Presupuesto de 2019, sino que ésta se ajusta al tiempo que de media se emplea para ello, y ha compartido que serán unas cuentas "reales" y "no infladas".

Por Adelante Andalucía, el diputado José Luis Cano ha llamado la atención sobre la "inejecución importante" en materia de inversiones, si bien ha considerado que los datos expuestos por el consejero "no debe ser una excusa para que haya retrasos en la presentación del Presupuesto", ni para caer en la tentación de "usarlos como justificación o ariete".

Finalmente, Rodrigo Alonso, de Vox, ha criticado los presupuestos "inflados y maquillados" del anterior Gobierno del PSOE, mientras que la diputada del mismo grupo Ángela Mulas ha abogado por "exigir todo tipo de responsabilidades por el hecho de que los Presupuestos no se hayan ejecutado bien".

En su réplica, el consejero, que ha subrayado que la elaboración de los Presupuestos de este año "está en marcha", ha abogado por que éstos sean "reales", de forma que lo que se deba comparar entre las cuentas que elabore su departamento y las de años anteriores sea "la ejecución" de las partidas.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory