Andalucía

Marín reta a Díaz a firmar la ley contra aforamientos y ella le pide "no disfrazarse" de "dóberman de la derecha"

13/09/2018
El presidente y portavoz de Ciudadanos (Cs) en el Parlamento andaluz, Juan Marín, ha retado a la presidenta de la Junta y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, a firmar la proposición de ley que ha elaborado el partido naranja, y a la que se ha sumado Podemos, para eliminar los aforamientos en Andalucía, y le ha indicado que, dando ese paso, volvería a "confiar" en ella. La presidenta le ha replicado que, en él, "el papel de dóberman de la derecha no es creíble", por lo que le ha pedido que "no le disfracen" de eso, porque "en ese momento dejará de ser" él y perderá credibilidad.

Ha sido en la primera sesión de control al Gobierno andaluz que se ha celebrado en el Pleno del Parlamento tras la decisión adoptada por Ciudadanos la semana pasada de dar por roto el acuerdo de investidura que dicho partido alcanzó con el PSOE-A en junio de 2015, tras las elecciones autonómicas celebradas en marzo de aquel año en Andalucía, algo que el partido naranja achaca a los "incumplimientos" de los socialistas.

Juan Marín le ha mostrado a la presidenta en el Pleno el referido acuerdo de investidura, y también la proposición de ley para iniciar el camino de la supresión de aforamientos, y le ha emplazado a "firmar" ese proyecto en ese mismo momento. "Usted lo firma y yo volveré a creer en usted", le ha dicho el dirigente de Cs a la presidenta, a quien ha reprochado que haya decidido "no cumplir" con aspectos de dicho acuerdo de investidura relativos a la regeneración democrática.

Susana Díaz ha replicado a Marín que "nunca" le exigieron a su Gobierno ese requisito de la eliminación de aforamientos en las negociaciones de los tres Presupuestos pactados entre PSOE-A y Cs en esta legislatura, ni el partido naranja se lo exigió al Ejecutivo de Mariano Rajoy cuando apoyaron sus Presupuestos Generales del Estado, y ha aconsejado a Marín que "no permita que lo disfracen" de "dóberman de la derecha, porque en ese momento dejará de ser usted y dejará de ser creíble".

Además, la presidenta ha indicado que ella está "de acuerdo en que este país no puede tener miles de aforados", y ha recibido "de manera positiva" la noticia de que "el Ministerio de Justicia comience la elaboración de la revisión de cómo está eso y cómo se tiene que sustituir", pero ha criticado que Cs no había exigido la cuestión de la supresión de aforamientos como requisito último para aprobar los Presupuestos andaluces, y ha sido "en la recta final de la legislatura" cuando el portavoz 'naranja', "a prisa y corriendo, sobreactúa y viene a decir, de una manera impostada, que esa es la condición para que se lleve a cabo la aprobación" de las cuentas autonómicas de 2019.

En cambio, Marín ha insistido en señalar que el acuerdo de investidura suscrito con el PSOE-A contemplaba la eliminación de aforamientos en Andalucía, y ha pedido a la presidenta que "no me venga con el cuento chino de que esto cuesta 20 millones de euros y hay que convocar un referéndum", porque lo primero que hay que hacer es "tomar una decisión en este Parlamento", lo que pasa por "aprobar una proposición de ley que tiene que salir con la mayoría cualificada" de la Cámara.

En esa línea, el dirigente de Cs ha criticado a la presidenta que, ahora, "ha decidido no cumplir" esa parte del acuerdo de investidura, que el partido naranja suscribió con el PSOE-A para "intentar mejorar la vida de los andaluces y tratar de devolver la credibilidad de la clase política", y le ha pedido que dé "alguna explicación" sobre "por qué no va a cumplir lo pactado".

AFORADOS IMPUTADOS
Además, ha explicado que, según los datos de la Memoria de la Fiscalía General del Estado correspondiente al año 2017, en España hay "177 aforados imputados, que no se enfrentan como el resto de los mortales a los tribunales ordinarios de justicia", y, de ellos, en Andalucía "hay 44", siendo así la segunda comunidad en número de ellos, sólo por detrás de Cataluña.

Al hilo, Marín ha expresado que "es el momento de demostrar a los andaluces que todos somos iguales para sentarnos ante un tribunal de justicia", y ha insistido en pedir a Díaz que "rectifique y cumpla con su palabra".

La presidenta, que ha afirmado sentir "aprecio y respeto" por Marín, le ha respondido que en la bancada socialista en el Parlamento andaluz "no existe ni un solo imputado", y le ha pedido que, cuando haga afirmaciones de ese tipo, diga "dónde y quién, porque, si no, contribuye al desprestigio de la política que algunos pretenden".

Marín ha valorado logros que, a su juicio, se han materializado en esta legislatura en virtud del pacto de investidura con el PSOE-A, y así ha destacado que Susana Díaz y él "echamos" a los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán del Congreso y el Senado "para regenerar la democracia en Andalucía", así como que los socialistas y el partido naranja han llegado a acuerdos para "bajar impuestos y eliminar el de Sucesiones", pero ha lamentado que, "cuando hablamos de eliminar privilegios y chiringuitos, 'no es no' también en Andalucía" por parte del PSOE-A.

Además, Marín ha opinado que, cuando se trata de "regeneración", PP y PSOE-A "se dan la mano", como sucedió este pasado miércoles, al aprobar ambas fuerzas en solitario en el Pleno el dictamen del grupo de trabajo para la reforma de la ley electoral, diciendo así "que 'no' a que el voto de los andaluces valga lo mismo" vivan donde vivan.

La presidenta le ha replicado que "nunca" cambiará una ley electoral "de forma unilateral por mi propio interés", ya que es algo que "tenemos que decidir entre todos", porque "todos nos someteremos a las mismas condiciones al proceso electoral".

Díaz también ha defendido que ella es presidenta porque la votaron "mayoritariamente" los andaluces en las elecciones en las que concurrió, y fue después de meses de "bloqueo" en el Parlamento tras dichos comicios de marzo de 2015 cuando Cs "quizo en un momento determinado desbloquear la investidura".

CAMBIOS EN EL ESTATUTO
Igualmente, ha apuntado que el Estatuto de Autonomía "tendrá que someterse a cambios en algún momento", abordando cuestiones como los "aforamientos y otras cosas", pero ha subrayado que "la diferencia" entre el PSOE-A y Cs es que, para los socialistas, "lo que queremos que sea Andalucía lo vamos a decidir aquí", mientras que Marín, "para decidir sobre Andalucía, tiene que pedir permiso en Madrid".

En esa línea, y después de que Marín haya apuntado que no ve "inestabilidad" en Andalucía, porque "hay Presupuestos y normalidad", Susana Díaz le ha apuntado que es el "jefe de filas" de Cs --en alusión al presidente nacional del partido, Albert Rivera--, quien "lleva 96 horas hablando de inestabilidad y llamando a las urnas".

La presidenta ha agregado que, en esas últimas horas, ella ha estado "trabajando para garantizar el empleo en la Bahía de Cádiz, en ampliar la cartera de servicios de la sanidad andaluza, y en garantizar que los regantes de Huelva reciban las concesiones que llevaban dos años esperando", de forma que ha estado centrada en "los temas que preocupan en nuestra tierra, y es lo que voy a seguir haciendo", según ha remachado.

Díaz también ha detallado que, a 31 de agosto de este año, el grado de ejecución del Presupuesto de la Junta se sitúa "nueve puntos por encima" del que se daba el año pasado en las mismas fechas con respecto al anterior Presupuesto, por lo que el Gobierno andaluz está trabajando "a pleno rendimiento, y vamos a seguir haciéndolo", según ha insistido.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory