Andalucía

Susana Díaz exige que Andalucía "no pierda" en la nueva PAC y que la UE defienda la aceituna de mesa frente a Trump

03/09/2018
La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha exigido este lunes al Gobierno de la Nación que garantice que Andalucía "no perderá" en el reparto de la nueva Política Agraria Común (PAC) "como ocurrió en el último marco", de forma que se blinden los 1.700 millones de euros de ayudas que en la actualidad reciben 240.000 agricultores y ganaderos de la comunidad, y que la Unión Europea (UE) defienda "sin titubeos" a los productores de aceituna de mesa frente a los aranceles impuestos por la administración Trump en Estados Unidos.

Díaz se ha pronunciado de este modo tras presidir en el Palacio de San Telmo la firma de una declaración institucional con la postura de Andalucía ante la reforma de la PAC junto a representantes de las organizaciones agrarias UPA, Asaja y COAG y de las Cooperativas Agroalimentarias de Andalucía, en la que se fija de manera unitaria la posición de todo el sector andaluz ante el nuevo marco, que se aplicará entre 2021 y 2027 pero cuya negociación ya está en marcha.

En su intervención, la presidenta de la Junta ha valorado que "Andalucía tiene que estar unida en la defensa de nuestros productores, nuestros agricultores y nuestros ganaderos para no repetir lo que sucedió en el último marco", cuando la comunidad sufrió una pérdida de fondos, y ha denunciado que la UE haya convertido la PAC en una "política en regresión", pese a su contribución a la hora de fijar la población al territorio y a pesar también de que en Andalucía el sector "ha respondido y con creces" a las exigencias comunitarias, modernizando explotaciones, innovando y ganando tamaño y mercados.

Tras resaltar que el sector agroalimentario andaluz representa la cuarta parte de la producción agrícola de España y el 30% del valor añadido, así como que el 8% del PIB y el 10% del empleo de Andalucía proceden de este sector, Díaz ha hecho hincapié en la necesidad de acometer el relevo generacional y facilitar la incorporación de las mujeres en el sector agroalimentario, algo incompatible con la propuesta de la UE de reducir unas ayudas que han contribuido a cohesionar "social y territorialmente" Andalucía.

"Somos la despensa de España y parte de la despensa de Europa, pero una despensa moderna que sabe retener el valor añadido para que la gente viva mejor", ha apuntado Díaz, que ha defendido también la necesidad de "salarios dignos" en el campo.

ACEITUNA DE MESA
La presidenta de la Junta ha señalado también la necesidad de que el acuerdo comercial suscrito entre el presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, y el presidente de EEUU, Donald Trump, "se haga extensivo a la aceituna de mesa", que se ha visto afectada por los aranceles impuestos por la administración estadounidense.

Además, Susana Díaz ha reclamado "firmeza" al Gobierno de España en la defensa de los intereses de Andalucía en la reforma de la PAC, porque "no queremos que pase lo que pasó con el anterior reparto". A su juicio, la declaración institucional suscrita por la Junta y las organizaciones agrarias representa "un paso adelante para tener una posición de fortaleza" en esta negociación.

Por su parte, el presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía, Rafael Leal, ha considerado que se debe mantener el presupuesto de la PAC para que el sector siga siendo "sostenible y competitivo". Además, ha pedido que el presupuesto contenga una orientación global comunitaria con el fin de que "las reglas del juego sean iguales para todos", así como que mantenga "al menos" el presupuesto nacional y autonómico, defienda la incorporación de jóvenes y el relevo generacional de la mujer, y ponga en valor el modelo cooperativo.

En la misma línea, el secretario general de UPA-A, Miguel Cobos, ha valorado positivamente el documento firmado, aunque ha echado en falta algunas reivindicaciones de la organización. De hecho, ha dicho que "para hacer la PAC más social hace falta que los planes estratégicos sean regionales".

El presidente de Asaja-Andalucía, Ricardo Serra, ha avisado de que "la batalla no termina hoy" porque la "negociación va a ser larga" y ha manifestado que el presupuesto debe ser "suficiente" para cubrir las necesidades del sector, además de "conservar el modelo, reforzar el sector productor en la cadena alimentaria y simplificar la carga burocrática". No obstante, ha destacado la unión de las organizaciones y la administración andaluza mediante este presupuesto y este modelo.

Por último, el secretario general de COAG-A, Miguel López, ha criticado la postura de Europa que quiere "desmantelar el modelo" y se ha mostrado preocupado por la debilidad que puede presentar el sector agrario si no se fija la población. "Creo que hace falta que nuestros recursos se queden aquí y lo que nos han quitado retorne a Andalucía", ha concluido.

UN PRESUPUESTO SUFICIENTE PARA UNA PAC FUERTE
El documento, que establece las claves de la PAC que Andalucía defiende para garantizar la actividad agraria y el mantenimiento del medio rural, lamenta que, pese a su importancia, la reciente publicación de la propuesta de marco financiero comunitario "ha puesto de manifiesto que la PAC es para Europa una política en regresión, donde se disminuye el presupuesto, pero paralelamente se suben las exigencias que los agricultores y ganaderos tienen que cumplir para poder acceder".

La declaración institucional defiende como prioridad contar con "un presupuesto suficiente para una PAC fuerte", por lo que se rechaza el recorte del 16% en precios constantes (teniendo en cuenta la inflación) que plantea la Comisión. "Este mantenimiento del presupuesto debe reflejarse luego, a su vez, en el ámbito nacional, impidiendo trasvases de fondos entre territorios y dotando de estabilidad y certidumbre a los agricultores, ganaderos e industrias agroalimentarias andaluzas", añade.

Asimismo, se reclama una simplificación de la PAC, con "especial atención a las pequeñas explotaciones, guardando equilibrio entre la cantidad percibida y las condiciones exigidas". Junto a ello, se apuesta por "mantener el nivel de renta del sector agrario, y para ello son indispensables las ayudas directas del primer pilar" y los pagos asociados para los sectores más vulnerables y de importancia social, económica y medioambiental, además de mantener las políticas de apoyo a los Programas Operativos de las Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH).

En cuanto a las ayudas directas, "deben destinarse a quienes realizan actividad agraria y cumplen con los objetivos de la PAC, tanto a la agricultura profesional como a los agricultores pluriactivos, ya que ambos juegan un papel fundamental en el mantenimiento del mundo rural". También se insta a establecer medidas de apoyo para impulsar como prioridades el relevo generacional y la participación de las mujeres.

Además, debe "contribuir a un sistema agroalimentario inteligente, innovador, a facilitar su digitalización, la incorporación de nuevas tecnologías y a mejorar la formación y el asesoramiento de agricultores y ganaderos". A esto habría que sumar medidas de apoyo a la modernización, la incorporación de energías renovables y la transformación en regadío de zonas con recursos suficientes, sentido en el que se resalta que "la eficiente gestión del agua en regiones como Andalucía es fruto de un esfuerzo inversor constante y de la concienciación de agricultores y ganaderos".

El documento recoge también que la normativa de regulación de las prácticas comerciales desleales "debe ser de aplicación directa y obligatoria en toda la UE", con una mejora además de los mecanismos de reserva de crisis. A esto se une, en otro sentido, que "el esfuerzo adicional en las regiones especialmente vulnerables al cambio climático, como Andalucía, debe ser compensado", para lo que se reclama que la futura PAC "incluya entre sus objetivos la lucha contra la desertificación y la erosión como uno de los problemas que afectan al sur de Europa".
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory