Andalucía

La Junta apuesta por un acuerdo de Estado en inmigración, respuesta "coordinada" de la UE y huir de la confrontación

30/08/2018
La consejera de Justicia e Interior, Rosa Aguilar, ha apostado por alcanzar un gran acuerdo de Estado que incluya a las comunidades, los ayuntamientos y las entidades sociales, para dar respuesta a la inmigración y exigir a Europa "con fortaleza" recursos económicos y una política a nivel europeo. Y es que, como ha recalcado, este asunto requiere de una respuesta "coordinada y colectiva" de la Unión Europea y que no se utilice "para la confrontación política".

Durante su intervención en una convocatoria extraordinaria de la comisión de Justicia e Interior, Aguilar ha advertido de que la propuesta que el presidente del PP-A, Juanma Moreno, ha ofrecido a la presidenta andaluza, Susana Díaz, para alcanzar un pacto andaluz en esta materia "tiene trampa" pues el popular "nunca han hablado de un pacto por la inmigración y lo hace ahora porque hay un gobierno socialista en el Gobierno". "En siete años el PP no han planificado nada sabiendo lo que llegaba este verano a las costas españolas por Andalucía", ha agregado.

De este modo, ha animado a Moreno a convencer a sus compañeros de filas para que se pueda cerrar un acuerdo de Estado para dar una solución a este asunto. "Los seres humanos que llegan a nuestras costas no se merecen el populismo ni la confrontación política", ha dicho en otro momento Rosa Aguilar, que también ha recordado que Andalucía y otras comunidades autónomas ya plantearon este acuerdo de Estado en la Conferencia Sectorial de Inmigración del 6 de agosto.

Tras considerar la inmigración como "un fenómeno estructural", con miles de personas que están buscando llegar a Europa "movidas por la pobreza, la guerra y el hambre" y arriesgando su vida en el empeño; ha considerado "imprescindible" una política migratoria común, "definida y clara" de la UE para que todos los países comunitarios asuman de "manera obligatoria" su responsabilidad en este ámbito y compartan el esfuerzo que requiere el "drama humanitario", haciéndose "corresponsables" con los países puerta de entrada como España.

Aguilar ha precisado que dicha política comunitaria debe contemplar la inversión en los países de origen y de tránsito de la población migrante para impulsar su desarrollo, medidas de coordinación para "combatir las mafias y el tráfico de seres humanos que se enriquecen a costa de la vida y el futuro de miles de personas" así como acuerdos con los países fronterizos.

MENORES NO ACOMPAÑADOS
En cuanto a las medidas tomadas por la Junta en el marco de sus competencias, Aguilar ha destacado el esfuerzo que lleva a cabo la Junta, a través de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales, para atender el "incremento sustancial" en la llegada de menores inmigrantes no acompañados, creando 1.151 nuevas plazas en los centros de protección de la infancia donde son acogidos. "Tenemos muy claro que antes de ser inmigrantes son menores", ha asegurado.

Y ha insistido en la necesidad de que exista "una responsabilidad compartida" de todas las comunidades para acoger a los menores que llegan, "y todo con los recursos adecuados". Tanto la Junta como otras comunidades autónomas pidieron esta cooperación en la última Conferencia Sectorial de Inmigración, mientras se ha mostrado convencida de que el Ejecutivo garantizará la coordinación, cuestión que se tratará el próximo 5 de septiembre en el marco de una nueva reunión.

Además, ha explicado que la Consejería de Justicia e Interior ha reforzado este verano, de acuerdo con el Consejo Andaluz de Colegios de Abogados, el turno especializado de extranjería con un incremento de más de un millar de guardias, que hará que se superen las 3.000 en este año, así como ha reforzado el personal de los juzgados de guardia en los principales municipios costeros de la comunidad, en concreto en 15 partidos judiciales.

La Junta tiene fundamentalmente competencias en integración y participación de la población migrante, para lo que se está elaborando ya el cuarto plan de inmigración, según ha señalado la consejera, que también ha informado de que su departamento ha incrementado este año las cuantías de las subvenciones destinadas a entidades sociales y ayuntamientos hasta superar los 2,19 millones de euros para financiar programas e infraestructuras que faciliten el arraigo, la inserción social de la población migrante.

La consejera ha concluido insistiendo en la necesidad de un acuerdo entre todas las administraciones y dejar al margen la confrontación "por el bien de una sociedad como la nuestra: plural, diversa y en la que no caben las actitudes xenófobas".

PP-A CRITICA LA "FRIALDAD" DE LA JUNTA
Para posicionar al PP-A, la portavoz parlamentaria, Carmen Crespo, ha defendido que en materia migratoria "tiene que primar la sensibilidad", mientras ha matizado que "la humanidad no es permisividad ni pasividad". "No recuerdo jamás un verano como este", ha dicho antes de incidir en que "lo peor que puede ocurrir en la inmigración es el populismo, que reside en quienes se van a hacerse fotos al puerto de Valencia --donde atracó el 'Aquarius'-- por ejemplo, cuando esto repercute negativamente en la inmigración".

Tras incidir en que este asunto es "un problema de Estado y un problema Europeo", Crespo ha lamentado que el Gobierno andaluz volviera de la Conferencia sectorial "con las manos vacías", a la par que ha criticado la "frialdad" que ha tenido durante todo el verano, "alejándose del problema y sin ayudar a los ayuntamientos". Así, la popular le ha afeado a la Junta que no reclame al Gobierno del socialista de Pedro Sánchez y a la UE más apoyo para Andalucía.

Juan Ignacio Moreno Yagüe, de Podemos Andalucía, ha criticado que este asunto "se está usando de manera electoralista y totalmente errónea" por parte de algunos partidos, toda vez que ha tildado de "ridícula" la cifra de inmigrantes que llegan a Andalucía en comparación con los movimientos de personas a escala europea o mundial. Así, tras recordar que Andalucía es considerada como "frontera y no destino", ha defendido medidas como cerrar los CETI, que "no sirven para nada"; vías seguras de entrada o el reagrupamiento familiar. "No podemos fomentar una visión de la inmigración como algo que nos suponga un problema ni que esté en la actividad de los partidos políticos de modo electoral", ha zanjado.

En nombre de Cs, el presidente y portavoz en el Parlamento andaluz, Juan Marín, ha puesto en cuestión que la Junta defienda que la inmigración es un fenómeno estructural pero que en cambio no contemple para afrontarla "soluciones permanentes", a la par que ha insistido en que este problema concierne a toda Europa. "Los gobiernos se tienen que poner al día, sean del color político que sean", ha agregado antes de incidir en que las competencias "no son solo del Estado" y reivindicar al cumplimiento de las leyes en este marco.

De su lado, la portavoz adjunta de IULV-CA Inmaculada Nieto ha considerado que el número de inmigrantes que han arribado "no se puede elevar a categoría de colapso o emergencia nacional, ni es un número para alentar lo peor que puede anidar en una sociedad cuando se le explica un fenómeno como problemático". Además, aunque la inmigración sea de competencia estatal, la diputada ha dicho que esto "no exime la responsabilidad de las decisiones que se toman en el territorio por el Gobierno andaluz", que "tiene la responsabilidad de liderar la planificación necesaria para que este fenómeno vuelva a su cauce".

Por último, la diputada del PSOE-A Beatriz Rubiño ha criticado que el PP-A "hace de la migración un movimiento populista usando la demagogia y mirándose en el peor de los espejo, el de Salvini o Le Pen", toda vez que ha censurado que desde el Gobierno central los populares "en siete años no hicieron hecho nada" para atender esta realidad.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory